Podría empezar este post escribiendo algo así como “Pac-Man, el videojuego de los 80 que bla bla bla…” pero francamente, llamar a Pac-Man simplemente un videojuego, sería una injustica.

Es símbolo de toda una era,  un icono cultural fundamental para entender la historia reciente, así como una entidad en sí misma que redefinió las reglas el ocio electrónico como tal, prueba de ello puede encontrarse no solo en su éxito inicial, sino también por el hecho de que sigue siendo querido y valorado por cada nueva generación de jugadores, Pac-Man siempre es todo un reto,  un desafío.

Teniendo esto presente, vamos a repasar un poco la curiosa historia de Pac-Man y la forma en que cambió el mundo de los videojuegos para siempre.


toru

A eso de finales de los 70, un joven empleado de Namco, (recuerden este nombre) Toru Iwatani, buscaba inspiración para crear un nuevo videojuego. Desgraciadamente, las musas del Arcade no le visitaban a pesar de no cesar en su empeño.

En una ocasión a la hora de la comida, perdido en sus pensamientos, se quedó fijamente mirando como sus compañeros iban a compartir una modesta pizza.

Abrieron la caja que la contenía y uno de sus compañeros agarro un par de porciones con la sana intención de ofrecerle una al joven Toru,  quien de repente, se levantó como un resorte al ver lo simpático de la forma,  en ese momento las ideas afloraron a borbotones; Formas, colores, sonidos…lo tenía claro, centraría su videojuego en la comida.

El nombre surgió de manera natural: Pakku man, fruto de la frase japonesa “Paku Paku-taberu”, término onomatopéyico de describir el sonido de la boca cuando se abre ampliamente y luego se cierra de nuevo en una rápida sucesión, cosa que plasmó perfectamente en el movimiento de Pac-Man, comiendo los deliciosos puntos por su camino.

Para darle un aire mucho más occidental al título, muy de moda en aquella época por motivos comerciales,  lo romanizaron con el nombre de Puck-man y así nació la leyenda.

Para entender el impacto de Pac-Man en el mercado arcade habría que mencionar que hasta ese momento los videojuegos más populares (como Asteroids o Space Invaders) atraían a un público infantil y preadolescente prominentemente masculino.

arcade 80

Iwatani pensó que había un grupo demográfico mucho más amplio al que atraer a los salones arcade, y alejándose por completo de la naturaleza violenta de los Shooters podría hacerlo.  Por ello introdujo elementos como el laberinto (un reto mental para personas más adultas) así como los enemigos fantasmas kawaii, de colores y con personalidades propias, mucho más aceptado por las incipientes jugadoras féminas. Todos estos conceptos le otorgaron a Toru Iwatani ser el primer desarrollador de videojuegos que tomó en cuenta el sector femenino en la creación de  nuevo título.

chica jugando a pacman

El juego en Japón tuvo una tibia aceptación muy de lejos de las ventas de Space Invaders y sus ingresos. Solo les quedaba probar en tierras Estadounidenses para saber si, en tierras occidentales, tenía mejor recepción.

Midway compro los derechos de explotación y pensó, acertadamente, en cambiar el nombre ya que inducía a los vándalos o gamberros a cambiar “P” de Puck por la “F” de Fuck, tan mal sonante en la lengua anglosajona, por este curioso motivo nació PAC-MAN tal como lo conocemos, sonoramente muy similar a Puck-Man en ingles.

Desgraciadamente los operadores importantes de EE.UU. fueron reacios a invertir en este novedoso juego, lejos de los cánones arcade de los principios de los 80 (de hecho apostaban por un juego de carreras llamado Rally-x) y no impresionó a dichos inversores en ninguna de las ferias de muestras a las que asistió.

A pesar de ello, reforzado por el aval de una empresa como Midway algunos inversionistas se arriesgaron con la compra de unas pocas unidades con el fin de nutrir la numerosa demanda de máquinas arcade por todo el país.

Cual fue la sorpresa para todos cuando, literalmente, las monedas se salían de los cajones de recaudación a las pocas horas de instalar la máquina allá donde se intalara, recaudaba más dinero que cualquiera de las otras superando en muy poco tiempo la muy popular Asteroids, por ejemplo, para que se hagan una idea en su primer año recaudó más de mil millones de dólares en monedas de cuarto! Son muchísimas partidas!!

Tras esa primera fase explosiva PAC-MAN se mantuvo en el catálogo de muchos salones arcade, inmutable ante cambios de tendencias o mejoras gráficas, por la década de los 90 ya había generado más de dos mil quinientos millones de dólares solo en partidas. ¿Se ha parado a pensar en la cantidad de monedas de cuarto que son? Son muchas!

varios hombres pacmans

Aún recuerdo la primera vez que eché una moneda a Pac-Man, ese sonido tan característico al caer la moneda al cajón y sumar un crédito no se olvida. Pero más difícilmente se olvida la melodía justo después de aceptar el reto del juego pulsando el botón de “Start”. Acción directa e inmersiva.

Desgraciadamente, y para serles sincero, este que les escribe no fue un notable jugador de Pac-Man. Pero si recuerdo haber presenciado a grandes jugadores, personajes típicos en cualquier salón recreativo (algún día haremos un análisis de la “fauna” en los salones arcade), realizar grandes gestas, rodeados de, como en aquel entonces yo, un nutrido grupo de adolescentes asombrados. No todo el mundo tenía la oportunidad de ver pasar niveles superiores al 90 o 120…cuando yo no pasaba de 30.

chico jugando invaders

Si por casualidad, usted se pregunta cuantos niveles tenía PAC-MAN le puedo decir que justamente 255 pantallas jugables, aunque técnicamente 256. ¿Por qué? Porque 255 es el máximo número posible para poderlo representar en sistema binario (creo que Iwatani no pensó en que alguien pudiera llegar a tal gesta).

Al llegar al nivel 256, el contador de niveles se vuelve loco ya que no es capaz de representar en binario dicho número almacenado en un byte único creando lo que se llama en términos informáticos overflow o desbordamiento, llegado a este punto el juego intenta dibujar 256 frutas lo que provoca que en la mitad de la pantalla derecha aparezca un galimatías de caracteres incongruentes haciendo que sea imposible seguir jugando a pesar de haber movimiento de los fantasmas.

Pero es tan difícil llegar a esta pantalla que es ampliamente perdonable este bug o fallo, siendo por todos aceptado que se llame “nivel de la pantalla dividida” (Split-Screen Level), “nivel final” o simplemente y llanamente “el final del Pac-Man”.

256

Es difícil llegar al nivel 256, mas no imposible.

En 1999, el norteamericano Billy Mitchell, hizo historia al jugar por primera vez una Partida Perfecta, entendiéndose como tal “una partida en el que jugador debe completar los 255 niveles con la puntuación máxima posible sin ser capturado ni una sola vez”. Para ello invirtió cerca de seis horas consecutivas en completar todos los niveles sin perder una sola vida, alcanzando la puntuación máxima de 3.333.360 puntos.

billy_mitchell_kong_pac_man high scorer

 

A pesar de ser merecidamente conocido como el mejor jugador de Pac-Man del mundo (y posiblemente el mejor jugador arcade la historia por sus diferentes records), legalmente el título de Campeon del Mundo de Pac-Man es otorgado al mexicano Carlos Daniel Borrego ya que el 5 de Junio de 2007 se celebró, en la ciudad de Nueva York, promocionado por marcas como Bandai, Namco o Microsoft, el campeonato mundial de Pac-Man. En él, participaron jugadores de reconocida talla internacional, como el comentado Billy Mitchell y el propio Toru Iwatani entregó el preciado titulo personalmente.

Carlos Daniel Borrego

Soy consciente de que se han quedado muchas cosas en el tintero ya que Pac-Man da, no solo para escribir un post, si no para una enciclopedia completa. Es probable que en un posterior post se le dé el sitio que le corresponde a la otra parte protagonista: los fantasmas. Personajes también icónicos, con matices y personalidades tan interesantes como para abordarlo más profundamente en un post para ellos solos.

O hablar de las innumerables secuelas, de la también afamada Ms. Pac-Man, de las series televisivas, de trucos o tips para lograr llegar a la 256, de las dos únicas personas que ayudaron a Iwatani a programar el juego, etc.

En fin, un mundo completo que, obviamente, por razones obvias en un post es imposible mostrar.

Espero que haya sido de su agrado la lectura y que con ella haya aportado algún dato o curiosidad que usted, lector, desconocía del personaje más icónico de la historia de los videojuegos.

Por cierto…¿una partidita?

 

2 Respuestas

  1. Isabel Sappiro

    Estupendo artículo, Jesús. La verdad que desconocía que un compatriota era campeón del mundo de Pacman. Saludos desde DF.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.