El pintor y escultor Manuel Felguérez, recibió ayer la Medalla Bellas Artes por sus 70 años de trayectoria artística.

Acompañado del escritor Juan Villoro y el politólogo y ensayista Luis Ignacio Sáinz, en una mesa moderada por la coordinadora nacional de Artes Visuales del INBA, Magdalena Zavala, el artista plástico de 87 años de edad agradeció y dedicó al público el galardón.

 

Durante el homenaje se proyectó un video alusivo a su labor artística, y después el escritor Luis Ignacio Sáinz destacó que estar frente a Felguérez es estar en presencia de alguien atemporal por su vitalidad, su frescura y la contundencia de su fábrica.

“Fiel a sus voces profundas, Felguérez no ha dejado de cambiar, de imponer sus personales rupturas estilísticas para mantener su reconocido modo de ser en el mundo y de predicarlo. No importa la fecha de la obra que observemos, siempre sabremos que es de su autoría. A eso le denomino rigor y consistencia. Sin repetirse, renunciando a convertir sus hallazgos en fórmulas, por ahí asoman sus señas de identidad, las huellas de su pasión por convidarnos las constelaciones de su insaciable percepción”.

Por su parte Villoro aseguró que debido a la sabiduría del artista ha sabido reinventarse en cada momento, “pocos artistas han sido tan versátiles y tan completos como él”.

Originario de Valparaíso, Zacatecas, Felguérez estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM en 1948, en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado, “La Esmeralda” en 1951, en la Academia de la Grande Chaumier en París –entre 1944 y 1959–, y entre 1954 y 1955 en la Academia Colarossi, de París, Francia mediante a una beca del gobierno galo.

Pertenece a la Generación de la Ruptura junto a José Luis Cuevas, Vicente Rojo, Pedro Coronel y Fernando García Ponce, cuyo discurso era distinto a la exaltación nacionalista de la primera mitad del siglo XX. Entre sus distinciones destacan el Segundo Premio de Pintura en la Primera Trienal de Nueva Delhi, India (1968); el Gran Premio de Honor en la XIII Bienal de Sao Paulo, Brasil (1975), la Beca Guggenheim (1975), y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes, México (1988), además es desde 1993 Creador Emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte de México.

En su estado natal, fundó el único museo en América Latina que dedica su espacio a la corriente abstracta: el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, el cual además de reunir obra del artista cuenta con un importante acervo de sus contemporáneos.

Este viernes Felguérez develó en la Plaza “Ángel María Garibay”, justo a las afueras del Jardín Botánico Cosmovitral en Toluca, Estado de México, su escultura Crisálida – realizada a partir de un automóvil Volkswagen modelo 1962–, misma que estará hasta el 21 de marzo y de ahí partirá a Alemania como parte del Año Dual México-Alemania.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.