Dan el último adiós a Itzel Navidad en el Teatro Pablo de Villavicencio

Entre lágrimas, canciones, palabras de consuelo y de despedida, la actriz de teatro y cantante Itzel Navidad Lara (1978-2016) recibió el último adiós de los escenarios en el Teatro Pablo de Villavicencio del Instituto Sinaloense de Cultura, donde María Luisa Miranda Monrreal expresó que “Itzel nos hermanó a creadores de arte, su familia y sociedad, y estamos muy orgullosos de su talento y de su fortaleza”.

Durante el acto de despedida y homenaje póstumo que el Gobierno de Sinaloa, a través del ISIC, la comunidad artística de la que formó parte, y su familia, rindieron un homenaje de cuerpo presente a la actriz fallecida el pasado jueves, víctima de cáncer, con la presencia de la actriz de televisión, Patricia Navidad, que habló a nombre de la familia,  así como el actor  Rodolfo Arriaga, director del Taller de Teatro de la UAS –TATUAS- y María Luisa Miranda Monrreal, directora general del ISIC.

Miranda Monrreal, quien habló a nombre del Gobernador del Estado Mario López Valdez, no pudo evitar el hablar  más como amiga de Itzel, hermanadas por la enfermedad que afectó a ambas, y con la voz quebrada por la emoción narró cómo fue su acercamiento con la actriz fuera de los escenarios, tras pedirle la también actriz y poeta Rosa María Peraza –DEP- que hablara con ella para compartir sus sentimientos y experiencias.

“¿Qué es lo peor para un ser humano?”,  se preguntó Miranda Monrreal con firme voz, aunque quebrada por la emoción y a veces por el llanto. “Dicen que es la libertad, pero yo digo que no, lo peor es perder la salud”, se respondió, ante la familia de Itzel: sus padres María Luisa Lara y Jesús Navidad, y sus hermanos Luis Alfonso, Patricia, Yadira, Blanca Isabel y Antonio, así como su otra familia, la artística.

“A todos los que amamos a Itzel, un saludo de parte de nuestro Gobernador, en estos momentos en que las lágrimas han estado presentes, con esa rabia expresada por Fito Arriaga, y  ese temple y ese amor expresado por Paty”.

Agradeció “a sus padres, que pueden estar satisfechos de haber  entregado a la sociedad  sinaloense y a los escenarios, una hija que ha dado muchos momentos gratos, mucho de su talento y quien mucho aportó para hacer de este mundo un lugar mejor para vivir y de ésta, una sociedad con mejores personas”.

Paty Navidad, por su parte, agradeció a nombre de la familia las muestras de cariño  y de solidaridad para con su hermana, quien “es todo eso que han dicho y más… Ya volaste, Paloma Negra, y hoy es un día de muchos sentimientos encontrados, en efecto,  porque es triste por su partida, pero de alegría también porque ella ya no está sufriendo… Fue una guerrera, terca, como todos sabemos, y en mi familia estamos muy agradecidos con ustedes, que la apoyaron hasta el último momento, porque Itzel fue profeta en su tierra”.

Y, para evocar el Festival de las Simples Cosas que la comunidad artística realizó a fines de enero para apoyar, Paty Navidad cantó la canción Las simples cosas, que Itzel gustaba mucho cantar, y que habla de las cosas simples como el amor, que se van, y del anhelo de volver a los lugares que amamos. La cantó con mucha pasión, acompañada por un guitarrista y percusionista, y tras hacerlo rompió en llanto.

A su vez, Rodolfo Arriaga  expresó su rabia por la partida de esta joven artista: “¡Tengo sentimientos encontrados, dijo, porque da una rabia inmensa que se nos haya ido Itzel!… ¡¿Por qué?!”

E hizo una evocación de la llegada de Itzel al mundo del teatro, “en los 90, dirigida por Alberto Solián, su padre teatral, en obras como Susana y los jóvenes  y Manga de Clavo, donde admiré siempre su disciplina. Recordó que ella era una actriz que llenaba con su presencia los escenarios, era una actriz con todo el sentido que esto tiene… En Camino rojo a Sabaiba, donde personificó a ‘Carmen Castro’, nos ponía a temblar en los ensayos con esa capacidad y esa fuerza actoral”.

“De verdad, dijo en otro momento, el cielo ganó una estrella… Una estrella que va a enchiquecer a muchas”.

Durante el acto se proyectaron videos del monólogo Alfonsina dispuesta a todo, en la que Itzel personifica a la poeta Alfonsina Storni, de quien recita su postrer poema, y canta el tema Te vas, Alfonsina, y luego otro donde canta Gracias a la vida, ataviada como La Catrina de Posada, en Día de Muertos. Y al concluir, el cortejo se trasladó a la última morada de esta joven, amada por los suyos, profeta en su tierra, como dijera Paty Navidad, su hermana.

Al inicio, Orenda Gerardo la había recibido en el escenario con el tema Paloma negra, y el grupo Raíces Acústico cantó Días y flores y La maza, de Silvio Rodríguez, todas ellas canciones que Itzel Navidad interpretó mucho en su faceta de cantante.

 

 

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.